EMBARAZO Y BALNEARIO MEJORES TRATAMIENTOS

Embarazo y Balnearios Médicos – Los Mejores Tratamientos

El embarazo es el momento perfecto para relajarse y desconectar, y muchas futuras mamás aprovechan este momento especial de sus vidas para darse un capricho de lujo. Pero si bien la tentación puede ser consentirte tanto como sea posible con masajes, tratamientos faciales y otros tratamientos de spa, asegúrate de optar solo por aquellos que son especialmente recomendados para mujeres embarazadas.

Su piel puede ser mucho más sensible durante el embarazo y usted también puede ser más sensible al dolor. Depilarse las piernas, por ejemplo, puede sonar como una gran idea, pero resulta ser terriblemente doloroso, a pesar de que ha sido relativamente indoloro las últimas 10 veces que lo ha hecho.

La gran mayoría de las mujeres embarazadas sufren molestias físicas relacionadas con el embarazo, como dolor de espalda, tensión muscular, hinchazón e incluso calambres en los pies. Si bien existen numerosos tratamientos médicos de spa que pueden aliviar tales problemas, algunos no se recomiendan para las futuras mamás e incluso pueden ser francamente peligrosos para el feto.

EMBARAZO Y BALNEARIO MEJORES TRATAMIENTOS

Si sientes que podrías beneficiarte de un poco de mimos durante el embarazo, no dejes tu salud y la de tu bebé al azar. Si bien la gran mayoría de los spas médicos conocen lo que es seguro para las futuras madres, no todos lo son. Recuerde, cuando se trata de tachuelas, la responsabilidad de ir a lo seguro está en sus manos.

Dirígete hacia adelante

Aquí hay una lista de tratamientos adecuados para mujeres embarazadas:

* Faciales. Los tratamientos faciales que no son demasiado invasivos o que no utilizan productos químicos agresivos o exfoliaciones se consideran seguros. Pruebe un tratamiento facial Elemis Spa o uno de su especialista favorito en el cuidado de la piel, como Decleor o Clarins. Los productos que son naturales y orgánicos sin químicos fuertes son los mejores si estás embarazada.

* Masajes. La mayoría de los masajes son buenos para el embarazo, aunque a algunas mujeres les puede resultar demasiado incómodo acostarse boca arriba. ¡Vea si puede encontrar un spa médico que tenga una mesa de masaje especial que tenga una protuberancia recortada para adaptarse a su propia protuberancia! Tenga en cuenta, sin embargo, que algunos aceites de masaje no se recomiendan para su uso durante el embarazo, incluidos el enebro, la salvia e incluso, sorprendentemente, la menta.

* Depilación con cera. Puede encontrar esto más doloroso de lo normal ya que la mayoría de las mujeres tienen una mayor sensibilidad al dolor cuando están embarazadas (ver más abajo). Pero la depilación de las piernas, la depilación de las axilas e incluso deshacerse de esa línea del bikini erizada se considera aceptable durante el embarazo. No querrías que tu obstetra te viera con las piernas peludas, ¿verdad? E intente hacerlo usted mismo en su octavo mes…

* Pedicura o manicura. Una manicura o pedicura básica está bien. Algunas personas, sin embargo, creen que tener uñas artificiales o extensiones puede ser peligroso para el feto debido a los químicos que se usan.

* Reflexología. Esta forma de masaje de pies puede ser de gran alivio para algunas mujeres, pero es importante que le informe a su reflexólogo que está embarazada. La regla general es no recibir tratamientos durante el primer trimestre, o si tiene placenta previa (placenta de implantación baja) o hidroaminos, o un exceso de líquido amniótico después de las 32 semanas de gestación. Tampoco es bueno para las mujeres con riesgo de trombosis venosa profunda o preeclampsia, o aquellas que han tenido un trabajo de parto prematuro.

* Acupuntura. Este antiguo arte de la aguja se usa ampliamente para tratar las náuseas matutinas y hacer que las futuras madres se sientan más cómodas en general. Se considera seguro durante los tres trimestres, pero debe informar a su acupunturista que está embarazada de todos modos. A algunos acupuntores les gusta esperar más allá de las primeras seis semanas.

Mantenerse alejado

Estos son los tratamientos NO aptos para mujeres embarazadas:

* Depilación con decolorantes u otro tipo de cremas depilatorias. No se recomienda ya que los productos químicos pueden ser absorbidos por su cuerpo.

* Electrólisis. Si bien la mayoría de los profesionales están de acuerdo en que es seguro realizar este procedimiento de depilación en la cara durante el embarazo, evite hacerlo en el cuerpo, ¡y especialmente en el área del pezón durante las últimas semanas! Recuerda, también, que puedes tener un crecimiento excesivo de vello durante el embarazo que desaparecerá una vez que nazca el bebé.

* Peelings químicos y dermoabrasión. Se supone que los productos químicos fuertes utilizados pueden entrar en el torrente sanguíneo y causar daño al feto.

* Aplicación de blanqueamiento dental/maquillaje permanente. Nadie sabe si estos son completamente seguros o no, ya que no se han realizado suficientes investigaciones, por lo que es mejor evitarlos.

* Saunas, baños de vapor y jacuzzis muy calientes. Manténgase alejada del calor cuando esté embarazada: este tipo de tratamientos de spa pueden sonar atractivos, pero se cree que son potencialmente dañinos para su bebé por nacer, ya que pueden elevar la temperatura de su cuerpo a niveles peligrosamente altos. Lo mismo ocurre con las envolturas de barro caliente o algas, etc.

* Los tratamientos que involucran cualquier tipo de inyecciones, como rellenos dérmicos, etc. Esto es peligroso ya que existe la posibilidad de que la sustancia pueda llegar y dañar al feto.

* Tratamientos con láser. Manténgase alejada de los láseres durante el embarazo, por si acaso. La mayoría de los spas que ofrecen terapia con láser de cualquier tipo no aceptan mujeres embarazadas de todos modos.

* Camas de bronceado. Aparte del riesgo de sobrecalentamiento; un melanoma puede extenderse a la placenta y, por lo tanto, afectar a su hijo por nacer.

* Tatuarse. Como tu piel cambiará durante el embarazo, una vez que hayas dado a luz, ¡es posible que no reconozcas el tatuaje que te hiciste durante el embarazo! Además, el riesgo de agujas no esterilizadas hace que esto sea un no-no.

* Tintes para el cabello o técnicas de alisado químico, etc. Es mejor esperar hasta que hayas dado a luz.

Consejos

* Tenga en cuenta que su piel puede ser mucho más sensible durante el embarazo y usted también puede ser más sensible al dolor. Depilarse las piernas, por ejemplo, puede sonar como una gran idea, pero resulta ser terriblemente doloroso, a pesar de que ha sido relativamente indoloro las últimas 10 veces que lo ha hecho.

* Muchos spas eligen ir a lo seguro cuando atienden a mujeres embarazadas. Algunos sugieren que las mujeres no reciben tratamientos hasta que tienen al menos la semana 12 de embarazo, y otros restringen los tratamientos a las mujeres que tienen más de 32 semanas de embarazo. Si necesita un poco de mimo en su primer trimestre, opte por una manicura o un tratamiento facial simples y hágase el masaje más tarde.

* Si no es obvio que está embarazada, informe a su médico, instructor o terapeuta de belleza. Es mejor que sean ellos quienes decidan qué es seguro para usted, ya que saben todo lo que implica un tratamiento o procedimiento específico.

Estar embarazada es un momento fantástico para concentrarse en usted misma y en su cuerpo cambiante. También es un buen momento para disfrutar de tratamientos relajantes, especialmente porque no tendrás tiempo para aprovechar un spa tranquilo y pacífico una vez que el pequeño Junior haga su entrada al mundo, pateando y gritando como loco. Así que disfrútalo mientras puedas, ¡pero ve a lo seguro!

Manuela Rodriguez

Manuela Rodriguez

Profesional de la belleza, me gusta compartir consejos, trucos e información útil para que seamos mas bellas.

Deja una respuesta

Recomendados

Suscríbete

Obtenga más inspiración para viajar, consejos y ofertas exclusivas enviadas directamente a su bandeja de entrada